Estudiantes universitarios piden que no tengan problemas sus compañeros inmigrantes no importando su situaciòn, por lo cual sus compañeros estan muy agradecidos de que se les apoye, ya que los estudiantes parecen ser los que mas apoyan que no sigan las deportaciones.

Mientras que el vicepresidente ha dicho que se le brindará apoyo a los estudiantes “sin importar su estatus migratorio”, estudiantes exigen más que palabras.

Alrededor de 200 estudiantes y aliados protestaron en la Universidad Estatal de California, Northridge (CSUN), el miércoles para pedir que se proteja a los estudiantes indocumentados del campus. Con cantos y frases los protestantes pidieron que CSUN se convierta en un campus santuario.

A la par con estudiantes universitarios en el resto del país, estos se unieron en contra de que la Agencia de Aduanas e Inmigración (ICE) entre a la universidad y que tenga acceso a la información de estudiantes indocumentados.

Christian Valenzuela, de 20 años de edad, quien participó en la protesta dijo que se siente muy orgulloso que otras personas aboguen por él. Desde que Donald J. Trump fue elegido como el próximo presidente del país, Valenzuela dijo que no ha podido dormir puesto que teme perder lo que tiene.

“Estoy estudiando en CSUN y trabajo en la compañía H&M gracias al permiso de trabajo que nos dio Obama”, dijo el joven quien llegó a EEUU cuando tenía 3 años de edad. “Me da miedo a veces porque no sé si el próximo semestre voy a poder continuar en la escuela o voy a perder mis clases y mi trabajo”.

El Dr. Jorge García, profesor de estudios Chicanos en CSUN, participó en apoyo a los estudiantes indocumentados y dijo que ya es tiempo de reaccionar y defenderse porque si se mantienen callados no hay cambio. “[En la universidad] debemos asegurarles a los estudiantes que no vamos a cooperar con las autoridades de inmigración”, dijo García.

“Que queremos? Un santuario, ¿Cuando lo queremos? Ahora”, pedían los jóvenes durante la protesta de tres horas que por momentos se dispersaba y después se volvía a unir. El movimiento nacional se llevó a cabo en al menos 130 universidades del país de costa a costa.

“Queremos que los chicos puedan continuar con el programa DACA y queremos ganar protección permanente”, dijo Carlos Rojas-Rodríguez, organizador del movimiento a nivel nacional con Movimiento Cosecha. “En California queremos que todas las leyes estatales que ayudan a los estudiantes indocumentados continúen en pie”, agregó.

En CSUN, el vicepresidente de asuntos estudiantiles, el Dr. William Walkins, observaba la protesta a distancia y dijo estar contento que los estudiantes puedan protestar pacíficamente.

“Hasta ahora sabemos que hay muchos que están preocupados porque no sabemos si los inmigrantes van a ser bienvenidos en el país”, dijo Walkins. Sin embargo, aseveró que en el campus los estudiantes no deben tener miedo porque en CSUN “se ofrece ayuda y recursos necesarios” a todos sin importar su estatus migratorio.

“Muchos estudiantes están sufriendo por sus familias y les queremos hacer saber aquí que estamos con ellos en solidaridad”, agregó el vicepresidente.

CSUN es reconocida por su gran población latina. Cada semestre alrededor del 46% de estudiantes de primer año son de origen latino, según Walkins.

No obstante, las palabras no son suficientes, dijo Francisco Facio, de 20 años de edad, quien a pesar de vivir legalmente en el país dijo que habla por sus compañeros inmigrantes.

En CSUN, el vicepresidente de asuntos estudiantiles, el Dr. William Walkins, observaba la protesta a distancia y dijo estar contento que los estudiantes puedan protestar pacíficamente.

“Hasta ahora sabemos que hay muchos que están preocupados porque no sabemos si los inmigrantes van a ser bienvenidos en el país”, dijo Walkins. Sin embargo, aseveró que en el campus los estudiantes no deben tener miedo porque en CSUN “se ofrece ayuda y recursos necesarios” a todos sin importar su estatus migratorio.

“Muchos estudiantes están sufriendo por sus familias y les queremos hacer saber aquí que estamos con ellos en solidaridad”, agregó el vicepresidente.

CSUN es reconocida por su gran población latina. Cada semestre alrededor del 46% de estudiantes de primer año son de origen latino, según Walkins.

No obstante, las palabras no son suficientes, dijo Francisco Facio, de 20 años de edad, quien a pesar de vivir legalmente en el país dijo que habla por sus compañeros inmigrantes.

https://twitter.com/Carmen7Graciela/status/798980955310620672

Comentarios