Obama deja más deportados

0
231

Las deportaciones desde Estados Unidos, donde hoy se celebran elecciones presidenciales, han variado en los últimos 24 años y tres gobiernos. El país pasó de “masivas redadas” a fortalecer la seguridad en la frontera sur, lo que incrementó detenciones de migrantes indocumentados.

De 1993 al 2000, en el mandato presidencial de Bill Jefferson Clinton, las cortes de inmigración ordenaron 97 mil 280 deportaciones de guatemaltecos.

Con el siguiente presidente, George Walker Bush, los órganos judiciales emitieron 120 mil 691 resoluciones de expulsión.

Con el actual presidente, Barack Obama, las instancias legales aprobaron 210 mil 745 deportaciones de connacionales, lo que significa que ha sido el período presidencial con más personas expulsadas.

Los tres gobernantes permanecieron por dos períodos cada uno, con un total de 428 mil 716 guatemaltecos deportados por permanencia ilegal, antecedente criminal, sospecha de terrorismo o atentado contra la seguridad nacional, de acuerdo con los datos de la Cámara de Compensación de Acceso a Historial de Transacciones (Transactional Records Access Clearinghouse; Trac, en inglés), de la Universidad de Syracuse, Nueva York.

Cambio de planes

El abogado Pedro Pablo Solares, asesor de la iniciativa Puente Norte Migraciones, considera que en el gobierno de Obama el incremento de deportaciones se da porque desde el 2013 instaló una política para atender la creciente migración en la frontera sur, situación que elevó las deportaciones desde las fronteras, a diferencia de los gobiernos anteriores, que mantuvieron los pasos fronterizos sin mayor control, pero con masivas redadas en el territorio estadounidense.

Una de las detenciones más grandes de indocumentados fue la de Postville, Iowa, el 13 de mayo del 2008, a menos de dos semanas de que Bush ofreciera interceder por los migrantes. En esa acción de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) fueron detenidas 390 personas, de las cuales 290 eran guatemaltecos.

“No hay una incongruencia entre el gobierno y las deportaciones, sino que se trasladaron a las fronteras. Es muy negativo, porque antes los trabajadores llegaban por una temporada, ahorraban y regresaban con su familia, y después volvían; ahora los fuerzan a quedarse o salir”, refirió Solares.

El experto destaca que a pesar del endurecimiento de las medidas en la frontera no se ha reducido el interés de las personas por migrar.

De vuelta a casa

Los registros de la Dirección General de Migración (DGM) demuestran que desde el 2008 han ingresado por la vía aérea 317 mil 800 personas que han sido detenidas por el ICE.

De esa cantidad, 283 mil 501 han sido hombres y 30 mil 385 mujeres. Los menores también están incluidos entre los deportados, con tres mil 420 niños y 494 niñas.

Deportados, de acuerdo con el presidente de turno

Bill Clinton 97 mil 280
George W. Bush 120 mil 691
Barack Obama 210 mil 745

Deportados, de acuerdo con el año

1993 5 mil 879
1994 7 mil 653
1995 16 mil 485
1996 17 mil 744
1997 12 mil 473
1998 16 mil 245
1999 12 mil 144
2000 8 mil 657
2001 7 mil 967
2002 8 mil 521
2003 10 mil 792
2004 15 mil 783
2005 21 mil 128
2006 17 mil 59
2007 20 mil 202
2008 19 mil 239
2009 18 mil 844
2010 17 mil 238
2011 18 mil 381
2012 20 mil 276
2013 24 mil 633
2014 39 mil 744
2015 34 mil 489
30/9/20016 37 mil 50

Cifras de Migración de Guatemala sobre deportados

2008 28 mil 51
2009 27 mil 222
2010 29 mil 095
2011 30 mil 855
2012 40 mil 647
2013 50 mil 221
2014 51 mil 157
2015 31 mil 443
4/11/2016 20 mil 109

Política de Estado

Para Úrsula Roldán, directora del Instituto de Investigación y Proyección Social de la Universidad Rafael Landívar, las deportaciones no responden de forma directa al gobierno, sino a una política de Estado. “La frontera norte se corrió al sur. Hay políticas de detención desde el 2014 y es desde México donde se está deportando más”, explicó.

Fuente: http://www.prensalibre.com/

Comentarios