Las clases del Arkansas State University se impartirán en inglés y ofrecerán un título válido en México y Estados Unidos.

arkansas-640x400

La escuela Arkansas State University desarrolla el primer campus de una universidad estadounidense en México. La construcción de sus instalaciones avanza en el municipio de Colón, en Querétaro, con una inversión de 75 millones de dólares (mdd), donde esperan aprovechar el crecimiento del sector automotriz, aeronáutico y biotecnológico para impartir licenciaturas relacionadas con esas ramas.

Arkansas State University (ASU) inició el proceso de inscripción en el campus y anunció que detonará un polo de desarrollo de 710 hectáreas que ofrecerá vivienda para alrededor de 40 mil personas, servicios, industria ligera, cultura, entre otros elementos.

Ricardo González, presidente del Consejo de Arkansas State University, dijo que se eligió a Querétaro para instalar la primer sede de la institución en el extranjero porque es el estado con mayor crecimiento económico en el país, cuenta con alto crecimiento demográfico y con altos índices de establecimiento de nuevas empresas.

“El objetivo del campus es surtir el crecimiento de la demanda que genera el estado de profesionistas en las áreas automotriz, aeroespacial, electrodomésticos y de biotecnologías”, indicó.

La universidad cuenta con 150 hectáreas, en 37 de éstas se desarrolla el campus, donde llevan un 70% de avance en construcción, explicó Edmundo Ortiz, director general de Arkansas State University en México.

unnamed_8

El resto del terreno podría utilizarse en los próximos 20 años, para contar con una capacidad de 18,500 alumnos, por lo cual el número de licenciaturas ofertadas también aumentaría.

“Querétaro es el lugar idóneo para una universidad, debido a que es un estado seguro, con más de 4,000 industrias, de ellas más de 1,300 son del extranjero y principalmente detonan el sector aeronáutico, el automotriz, electrodoméstico y el biotecnológico”, afirmó.

Arkansas State University contará con ocho licenciaturas relacionadas con áreas de ingeniería, económico – administrativas y de biotecnología. Además, la institución impartirá una maestría en alta dirección y la otra en gestión de ingeniería.

Las clases comenzarán en agosto de 2017 y por ahora estará vigente el proceso de aplicación, selección e inscripción de alumnos.

En el primer año escolar, el instituto espera 1,000 alumnos, lo cual puede crecer hasta 4,500 en cuatro años, donde entre el 25% y 30% de los estudiantes serán extranjeros, principalmente de Asia, Centroamérica y Sudamérica.

La universidad ofrecerá un título válido tanto en México como en Estados Unidos, ya que las licenciaturas están registradas en ambos países. Los cursos se impartirán en inglés, añadió Ortiz.

En el territorio estadounidense, el campus trabaja con un maestro por cada 20 o 25 alumnos, por lo cual en México esperan 50 profesores en el primer año escolar, lo cual podría incrementar a 250.

Las colegiaturas competirán en los mismos niveles que escuelas como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Iberoamericana, Anáhuac y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

En los alrededores del campus hay otras 710 hectáreas en las que se pretende desarrollar una ciudad universitaria, con vivienda y lugares de entretenimiento y cultura para alumnos, maestros, personas vinculadas a la industria y del gobierno, explicó el directivo.

Sin embargo, también se espera que en el desarrollo se coloquen escuelas de preescolar a preparatoria.

CONFORMAN GRUPO DE TALENTOS

Durante el anuncio oficial de inicio de operaciones del campus en Colón, que contó con la presencia del gobernador del estado, Francisco Domínguez, se informó que fue creado “el Grupo de los Cien” o “G Cien” compuesto por estudiantes de bachillerato de máxima calidad académica que fueron seleccionados el año pasado y capacitados en matemáticas e inglés con recursos de un fondo del estado.

Esos jóvenes, si así lo deciden, serán parte del campus que iniciará operaciones en agosto del siguiente año.

Estos estudiantes queretanos serán impulsados por la institución para que se conviertan en futuros talentos mexicanos que aporten al desarrollo de la región y serán apoyados con becas que podrían ser financiadas por empresas.

“Dieron 30 fines de semana de su valioso tiempo a fortalecerse en matemáticas, inglés y autoestima para ser los mejores aplicantes de esta universidad”, señaló el director general de la institución, Edmundo Ortiz.

arkansas-university_zps0eglueh3

Comentarios