Tinta tibia: Terminando y comenzando

0
962

Tinta tibia. Indecencia y violencia, terminado y empezando. Ni raros fines, ni extraños augurios.

No suelen gustarme,o no debieran gustarme, los años que empiezan con violencia ni los que terminan con Indecencias  y viceversa.  Intento dar sentido a esta postura, que me ayuden los argumentos, uniendo mi voz a las que condenaron malsano que tuvo por actor al cantante británico, Robbi Willians, quien al final del concierto en Center Hall Westminster, en Londres, sin el menor recato, desinfectó sus manos con gel antibacterial luego de saludar a varios Fans, mismos, quizás, que compran sus discos y pagan en conciertos.

Es precisamente el tipo de conducta y formación que marcan la diferencia entre un Artista y está gente del mundo del espectáculo; los artistas entran en conflicto por principios, valores, convicciones e ideologías defendibles, pero estos tipejos, tipo el otro del que solo recuerdo el apellido, Beiber, trascienden y se mantienen vigentes por actos sociales de dimensiones escatológicas, por excentricidades, por aquello de que hoy existir es ser percibido, y por infinitas frivolidades.

Esta burla vulgar a estos admiradores, por estos sin talento, pero con ruido mediático, nos vuelven a recordar lo banal, lo sucedáneo y lo intrascendente del registro cotidiano en esta época de cambiamos o cambio de épocas. El acto me recuerda al ex presidente Republicano que al saludar refugiados, en su visita a pobres y hambrientos, en el país más hambriento y pobre del contiene, se aseó las manos de la camiseta del otro ex presidente, pero Demócrata.

Lo de males augurios, dicho antes, es a propósito que a horas o minutos de morir el inolvidable 2016, en el club “Reina” de Estambul, la más poblada de Turquía, a orillas del Bósforo divisor entre Asia y Europa, se impuso su majestad, el terrorismo Yihadista del EI, con 39 muertos y 70 heridos. El miedo, entre fuegos artificiales y policías nerviosos, cuyo aliento respiró en las nucas de Berlin, París, Madrid, Londres y Roma, pudo ser la frescura de la fiesta y la celebración.

Un motín primero y enfrentamientos entre bandas después, que empezó en año viejo y terminó en el nuevo, libero una violencia que se cobró sólo 56 y centenares de heridos en la cárcel “Compai” en Manos, Brasil. El inicio de la trifulca dantesca no dejo concluir la misa de fin de años al Capellán del recinto, Anicio Jobim, antes o después, en que decía “La paz sea con ustedes”. Doce policías fueron los policías secuestrados, pero estuvieron entre los cuerpos decapitados y lanzados hacia fuera. Brasil posee la mayor población carcelaria del mundo y con frecuencia es ” preso” de motines sangrientos donde ruedan cabezas como balones de fútbol. En su mayoría están relacionados con el tráfico deFebrero desde las cárceles.

Del augurio del 2017. 3 graves y 101 lesionados, antes del trineo de Reyes, provocó el descarrilamiento de un tren en Broklyn, uno de los distritos de NY, al chocar con topes divisionales, al llegar a la estación Atlantis. Estos accidentes son frecuentes y rara vez dejan víctimas tiradas en los rieles.

Toma de gasolineras, cierre de carreteras, quema de autobuses (camiones) y huelgas; han ocurrido en México desde la aplicación del regalito neoliberal del “gasolinazo” en el orden del 20% de aumento.

Comentarios